Hace poco se celebró en Murcia la MJam’17. Para los que no conozcan la funcionalidad de este tipo de competiciones, consiste en desarrollar un videojuego en un plazo límite de 48 horas.

En esta Jam en particular se formaron grupos de 3 personas, los cuales debían crear el mejor producto posible sobre un tema elegido aleatoriamente, dando mucha importancia a la jugabilidad, originalidad y relación al tema escogido.

Tuvimos la suerte de que uno de esos grupos estuviera formado por dos compañeros del estudio Sons of a Bit. Ellos fueron Darío Fernández y Albano Castillo, ambos programadores, que quedaron en segunda posición y, para conocer mejor cómo es una Jam desde dentro, entrevistaremos a Darío, Lead Programmer de Sons of a Bit.

Adrián- Muy buenas, Darío. Antes de meternos de lleno a hablar de la Jam, queremos conocerte un poco mejor. Comencemos por tus inicios. ¿Qué hizo que empezaras a interesarte por los videojuegos?

Darío- Muy buenas, Adrián. Mi comienzo en el mundo de los videojuegos y cuando realmente empecé a interesarme por ellos fue cuando mis padres me compraron la Gamecube. Había jugado a otras cosas antes, pero fue con juegos como Mario, Metroid, Zelda Windwaker… los que realmente despertaron algo en mí. Soy muy fan de Nintendo y de su estilo cartoon en los videojuegos, algo que intento plasmar en mi trabajo.

Adrián- ¿Fue entonces cuando decidiste estudiar programación?

Darío- No. En un principio me matriculé en Ingeniería Química, la cual se me daba muy bien, pero era una carrera que no me llenaba. Pensé en lo que realmente me gustaba hacer, y eso era hacer videojuegos, así que más tarde me apunté a Ingeniería Informática.

Adrián- ¿Y cómo comenzaste a trabajar con Sons of a Bit?

Darío- Hace unos años asistí a la Murcia Game Party, una feria sobre videojuegos y, allí, vi el stand de Sons of a Bit, donde podías jugar a su primer proyecto, Islabomba. Hablé con ellos y les pregunté si más adelante podría hacer prácticas con ellos. Me comentaron que en el tercer año de carrera podía realizar unas prácticas externas y, 3 años después, fue lo que hice. Acabé las prácticas y desde entonces estoy trabajando con ellos.

Adrián- Vamos a pasar ahora a comentar tu asistencia a la MJAM’17. ¿Fue la primera competición de este tipo a la que asististe?

Darío- No, en 2016 asistí a la Global Game Jam, así que esta fue mi segunda Jam.

Adrián- ¡Genial! Cuéntame y explícame un poco cómo fue la experiencia en la Jam (MJam’17).

Darío- Pues para empezar había que formar grupos de 3 personas, como nosotros éramos dos y ambos programadores, tuvimos que buscar un artista que diseñara el juego y formamos grupo con David.

Justo al empezar, se propusieron varias temáticas sobre la que tendría que basarse el videojuego y el tema ganador fue “Necesidades vitales”. Antes de nada, tengo que decir que aparte de fan de Nintendo desde pequeño, hoy en día sigo mucho a Edmund McMillen. Me gusta el enfoque que da a sus videojuegos (The Binding of Isaac, Super Meat Boy…), por lo que intento aportar un toque personal a lo que hago, homenajeando a mis grandes influencias del sector.

De esta manera, estuvimos debatiendo sobre ello y salió un juego competitivo entre virus y anticuerpos llamado Bacilu’s Wars que, como he dicho anteriormente, tiene un poco de Nintendo (al ser cartoon) y un poco de Edmund (partidas rápidas).

Supimos complementarnos bastante bien y al final quedamos en segunda posición, así que acabamos muy contentos con el resultado.

Adrián- ¿Recomendarías entonces al resto de desarrolladores que probara este tipo de ferias?

Darío- Totalmente. Además de ser una experiencia muy divertida, te permite conocerte mejor como programador (en este caso) y saber dónde están tus límites. Son 48 horas y tienes que dar lo mejor de ti mismo, por lo que debes conocer tus puntos fuertes y débiles, de lo que eres capaz y de lo que no. Así que sí, lo recomiendo como experiencia profesional y personal.

Adrián- ¡Muchas gracias, Darío! Hasta aquí llega la entrevista. Ha sido un auténtico placer charlar contigo y enhorabuena por el segundo puesto.

Darío- El placer ha sido mío. ¡Nos vemos en la próxima Jam!

Esperamos que os haya gustado la entrevista y toda la información que hemos aportado sobre la que ha sido la primera edición de la MJAM. Todo esto ha sido posible gracias a Amudev en colaboración con el CeeiM.

PD:  Si queréis saber más del juego e incluso probarlo en vuestro ordenador, podéis hacerlo a través de este enlace.