Seguimos con nuestra sección “Los juegos de Nuestra Vida” y, en esta ocasión, os traemos otros miembros de Sons of a Bit para que compartan con todos nosotros los juegos que más relevancia han tenido en su experiencia como jugadores. ¿Nos acompañas por este paseo por la nostalgia?

Alex
Lead Programmer

Elegir únicamente 5 videojuegos es muy difícil ya que muchos, de una forma u otra, han influido en mi vida y han aportado su granito para que sea la persona que soy hoy en día. Aunque me dejo varios títulos en el tintero, estos son mis elegidos:

Super Mario World para SNES fue uno de los primeros videojuegos que jugué. De hecho, fue el que me venía con la SNES, que sí fue mi primera consola y, como a mucha otra gente, hizo que los juegos de plataformas me gustaran tanto.

The Legend of Zelda – Oracle of Seasons: Puede que este sea el juego que más veces me he pasado a lo largo de todos estos años. Esas largas horas durante la siesta en verano, y yo solo con mi Game Boy, las aproveché salvando al Oráculo de las Estaciones de las garras de Onox.

Kingdom Hearts es una saga crucial para AlejandroPokémon Oro: Como todo niño nacido a principios de los 90, me he criado con los Pokémon y no podía faltar el que es, para mí, el mejor juego de la saga. Que una vez habiendo derrotado al Alto Mando de la liga en Johto pudieras viajar a Kanto, ¡Era como tener 2 juegos en un mismo cartucho!

Kingdom Hearts: A día de hoy, mi saga favorita de videojuegos. Juntar mi gran pasión por las películas de Disney con el universo de Final Fantasy lo convierten en la mezcla perfecta.

The Elder Scrolls V – Skyrim: Dentro de los RPG, es al que más horas he dedicado vagando por esas tierras nevadas, admirando los paisajes y la gran cantidad de opciones que ofrecía. ¡Cuántos brazales de cuero he creado para mejorar la herrería!

Me dejo otros muchos títulos muy importantes para mí como Elite Dangerous, Don ́t Starve, Crash Team Racing o Final Fantasy IX, pero creo que son los juegos que más me han marcado a lo largo de estos años.

 

Gin
Concept Artist

A pesar de que los videojuegos han sido una constante desde la infancia, la idea de trabajar en la industria no se materializó hasta hace apenas un año, y vino de la mano de Journey, que explora la idea de que la verdadera historia ocurra en el jugador. Es una forma de experimentación que arraiga en las ambiciones del arte contemporáneo desde la segunda mitad del siglo anterior, esa necesidad de trascender la barrera de lo material y que las historias pasen a ser vividas, en lugar de sólo contadas.

Un juego, además, ofrece la absoluta construcción de todo un universo que puede ser experimentado, Gin quedó entusiasmada con Horizon Zero Dawndescubierto; esta certeza vino de Horizon Zero Dawn, obra que aúna literatura, arte, cine y vivencia, unificando, entrelazando, construyendo viejos y nuevos parámetros.

Es esta idea de tener toda una historia configurada a través de un mundo que el jugador puede explorar lo que volvió Dragon Quest VIII: El periplo de Rey Maldito una aventura que, a pesar de haber sido empezada y terminada en más de una ocasión a lo largo de muchos años, todavía ofrecía nuevos descubrimientos cada vez.

Esa posibilidad de crecer junto a unos personajes es, quizás, una de las particularidades más bonitas de los juegos. Tal fue el caso de la saga Kingdom Hearts, que posiblemente haya acompañado a más de un jugador a través de su infancia/adolescencia.

Posiblemente menos conocido pero no por ello menos especial, Sly Racoon, con esa estética inspirada en el cine negro y esa aventura ligera y divertida que consigue tocar las cuerdas el corazón.

 

Albano
Programador

Hay muchos juegos que recuerdo con nostalgia, cariño y que realmente supusieron un antes y un después en mi vida. Así que, haciendo un gran esfuerzo por ser conciso, he elegido cinco.

Empezamos con Nintendo y Super Metroid para Super Nintendo, el primer juego de la saga al que jugué. Esa mezcla de exploración, shooter y plataformas 2D de scroll lateral me dio muchas horas de diversión. Recuerdo la sensación de mejorar el traje de Samus y el entusiasmo de saber que, gracias a él, ahora podría acceder a ese sitio al que antes no podía llegar. Un juego que dio nombre a un género, “metroidvania”.

El siguiente es Final Fantasy VII: Crisis Core para PSP, el mejor juego de la saga para mí. Su historia me enganchó desde el primer momento, pues es una tragedia griega, donde su protagonista (para mí uno de los mejores personajes jamás creados), sufre un cambio drástico que le Para Albano, Final Fantasy VII Crisis Core es un juego muy importantehace dudar sobre todo lo que consideraba correcto y desafía el orden establecido para, finalmente, abrazar sus sueños, aunque para ello tenga que sacrificarlo todo, siempre sin renunciar a su honor.

Seguimos con Monster Hunter Tri Ultimate para Nintendo 3DS. A pesar de no ser mi primer juego de la saga, tiene un je ne sais quoi que lo ha hecho mi juego favorito. Un juego hecho con mimo, con una curva de dificultad que, en ocasiones, te obliga a emplearte a fondo y en el que una buena preparación puede suponer la mitad del éxito en una caza. Un juegazo que me ha dado centenares de horas de diversión.

El turno ahora es para Blizzard. Diablo II y, en concreto, el Nigromante me acompañaron durante gran parte de mi vida. Todo en este juego me gusta, desde la historia hasta la música, el arte, la ambientación y sobre todo ¡El Botín! Es indescriptible la sensación de acabar con un demonio mayor y ver como caen dando vueltas todo tipo de objetos morados, verdes y naranjas ¡Genial!

Por último, voy a hablar de Blood Bowl 2 Legendary Edition por Cyannide. Este videojuego es un poco más “extraño”, ya que es la adaptación de un juego de tablero. Este es, con diferencia, el juego que más horas me ha arrebatado de mi vida. Su componente estratégico es muy entretenido, pero su componente aleatorio es lo que lo convierte en locamente divertido o condenadamente frustrante.

 

Natalia
Lead UI Designer y Filmmaker

Gracias a mi padre, el cual es un verdadero gamer de los de antes, pude disfrutar desde que tengo memoria de un ordenador cargado de videojuegos de todo tipo.

Uno de los primeros fue Doom. Pasé mucho miedo y estrés ya que era un juego muy intenso y tenebroso y solo era una niña. No me atrevía a jugarlo sola, así que le pedía a mi hermano pequeño que jugara conmigo dándole a la tecla de disparo mientras yo dirigía la cámara del protagonista.

Los gráficos de los juegos fueron mejorando y yo aun seguía con los juegos de cuando mi padre era joven. Un día encontré a mi primo jugando a Half Life 2. Me quedé totalmente impresionada por el realismo de los personajes. Los personajes te seguían con la mirada y sus voces se escuchaban más fuerte si estabas cerca de ellos.Natalia volvería jugar a LocoRoco una y otra vez

Un año decidí comprar la PSP 2000 y con ella el juego Loco Roco. Es un juego que volvería a jugar una y otra vez. Está cargado de secretos, dibujos bonitos y la jugabilidad es sencilla e inmejorable.

Muchos no consideran Garry’s Mod como un videojuego, pero se puede usar como tal. Como no tiene objetivo alguno, comenzaba por modificar el escenario y luego invitaba a amigos a unirse. Competíamos para ver quien construía la nave más funcional posible con toda la chatarra que nos proporcionaba el juego y luego participábamos en carreras.

Actualmente estoy enamoradísima de Hyper Light Drifter. Hace que este juego sea destacable por la paleta de colores, la técnica de pixel art, el tipo de narración que te lleva a estados introspectivos y empáticos con el protagonista y la banda sonora, que es de las que más me han hecho sentir. En mi opinión, le aportó mucho valor al juego descubrir que la historia del personaje está directamente relacionada con la del creador.

 

En el próximo post, continuaremos con nuestro repaso por las experiencias más memorables con los videojuegos de los miembros de Sons of a Bit.

¡Nos leemos la semana que viene!